despensa desabastecimiento

INTRODUCCI脫N

Es f谩cil organizar una despensa saludable y muy completa en tiempos de opulencia. Mi libro 鈥LA DESPENSA SALUDABLE: la revoluci贸n en tu cocina鈥 explica los mejores alimentos frescos y no perecederos y c贸mo organizar la despensa y el men煤 semanal para una alimentaci贸n casera y equilibrada.

Con frigor铆fico, congelador, armarios para guardar alimentos y lugares donde aprovisionarnos, desde supermercados a cooperativas o agricultores locales, planificar la alimentaci贸n familiar es una tarea relativamente sencilla.

El reto est谩 en comer bien, y sobrevivir bien, en situaciones extremas en que puedan suceder acontecimientos como

  • desabastecimiento de los mercados de alimentos. Es decir, que no haya lugares donde comprar
  • altos precios de los alimentos que impidan que podamos acceder a lo que comemos habitualmente
  • apagones que hagan las neveras y cocinas el茅ctricas inservibles y que nos obliguen a buscar otras soluciones

Aunque puedan parecer situaciones descabelladas en el siglo XXI en pa铆ses con alto nivel de progreso, todos nuestros abuelos y antepasados han vivido una 茅poca de austeridad, autosuficiencia, poca variedad de alimentos, supervivencia y estilo de vida 鈥測o me lo guiso, yo me lo como鈥 o espabilamiento, tanto individual y colectivo.

En este art铆culo te detallo qu茅 podemos hacer respecto a la despensa en esas situaciones:

LA DESPENSA CON DESABASTECIMIENTO, pero con electricidad

La despensa saludable

La despensa saludable se compone de 15 categor铆as de productos que explico en detalle en mi libro:

  1. Frutas
  2. Verduras y hortalizas
  3. Cereales
  4. Algas
  5. Frutos secos
  6. Semillas
  7. Bebidas
  8. Conservas, deshidratados y fermentados
  9. Especias y arom谩ticas
  10. Otros alimentos: huevos, l谩cteos, prote铆nas y m谩s, dependiendo de cada familia
  11. Aceites y ali帽os
  12. Botiqu铆n natural
  13. Lo dulce
  14. Ajuar de la despensa

Normalmente conservamos en casa alimentos para una o varias semanas pr贸ximas seg煤n la periodicidad de nuestra cesta de la compra y espacio destinado a almacenar alimentos.

En caso de posible desabastecimiento, la clave estar铆a en ser advertidos y conocer la duraci贸n de ese evento, y, si eso no es posible, siempre podr铆amos guardar alimentos para unos 15 d铆as como m铆nimo.

Tambi茅n dependemos de la capacidad de nuestro congelador que es el electrodom茅stico m谩s 煤til para la larga conservaci贸n. Como refuerzo, podr铆amos adquirir un arc贸n congelador adicional y colocarlo en alguna habitaci贸n, en el garaje o alg煤n espacio en la casa.

Se trata de revisar nuestro men煤 semanal, multiplicarlo por varias semanas y congelar los alimentos. Esto es sencillo con conservas, legumbres, pasta, cereales, carne, pescado, prote铆nas vegetales, frutos secos, semillas, pero no aplica a las frutas y verduras frescas.

En una o dos semanas habr铆amos consumido lo fresco, especialmente hojas verdes, salvo hortalizas como patatas, zanahorias, boniato, calabazas con m谩s larga duraci贸n

驴C贸mo podemos compensar la ausencia de alimentos frescos?

  • Cultivando nosotros mismos si tenemos huerta o huerto urbano. Pero hay que tener en cuenta que los cultivos llevan su tiempo, m铆nimo un mes en las lechugas o 5 o 6 meses en los tomates cuando sea temporada
  • GERMINANDO: tener semillas de alfalfa y otras nos permitir谩n disfrutar en pocos d铆as de todos los beneficios nutricionales de estos alimentos con tanta energ铆a
  • PROBI脫TICOS: podemos elaborar con sencillez nuestro propio chucrut, yogures, rejuvelac, k茅fir l谩cteo, k茅fir de agua, kombucha鈥 Estos 煤ltimos necesitan fr铆o para conservarse, pero agradeceremos comerlos en tiempos de escasez de alimentos. Recomiendo apostar por uno o dos de ellos, aprender a hacerlo y tener en casa los fermentos necesarios.
    Aqu铆 tambi茅n incluimos aceitunas artesanas de calidad.
  • Deshidratados: las verduras deshidratadas nos vendr谩n muy bien para nuestros guisos en sustituci贸n de las frescas. Podemos adquirirlas ya secas o usar deshidratadoras el茅ctricas en casa con antelaci贸n
aceitunas

Si hablamos de largos desabastecimientos, deberemos priorizar bien, seg煤n las preferencias de cada hogar, los alimentos que congelamos porque el espacio es limitado y reforzar las legumbres secas o cocidas, cereales, frutos secos y conservas porque no necesitan fr铆o.

Cuando llegue el tiempo de carest铆a, habr谩 que planificar los men煤s diarios para alargar el m谩ximo nuestras provisiones. Al poder cocinar con normalidad, la situaci贸n es parcialmente m谩s llevadera que otras.

驴Y cu谩ndo se acaben las provisiones si dura mucho el desabastecimiento qu茅 hacemos?

Entonces ya no nos enfrentamos a un tema de despensa, sino de supervivencia.

Es mejor vivir en el campo y con acceso a tierra cultivable y animales dom茅sticos que en plena de ciudad, est茅ril de alimentos y llena de hambrientos.

Tambi茅n ser铆a recomendable guardar semillas para poder cultivarlas y haber pensado en un plan B.

Las ciudades pueden organizarse por edificios, asociaciones de vecinos, centro c铆vicos y comunitarios y comedores sociales; pero en emergencia nada te asegura suministro de alimentos y, seg煤n algunos expertos, 72 horas son las necesarias para que se inicie el caos y la anarqu铆a cuando se agotan los supermercados.

Por muchos motivos, alejarse de las ciudades es una buena decisi贸n. Y para ello se necesita gasolina o combustible que es otro producto que podr铆a desaparecer en estas situaciones antes incluso que la comida.

LA DESPENSA CON DESABASTECIMIENTO, pero sin electricidad

Cuando no contamos con congelador ni frigor铆fico -asumimos que los ciudadanos no tenemos generadores el茅ctricos ni placas solares con bater铆as- el tema de la despensa se complica.

Nos olvidamos de alimentos que necesitan fr铆o y nos quedamos con estos grupos, cada hogar seg煤n sus necesidades:

germinados
  • Legumbres y cereales secos: garbanzos, lentejas, alubias, arroz, quinoa, cusc煤s, sarraceno, pasta鈥
  • Conservas cl谩sicas de legumbres cocidas, verduras, cardo, pimientos, alcachofas, esp谩rragos鈥
  • Salchichas en tarros de cristal
  • Conservas o latas de pescado: at煤n, caballa, salm贸n; de carne como fiambres o pato; y prote铆nas vegetales como carnita, tofu鈥 Hay una amplia variedad para elegir
  • Algunos alimentos envasados al vac铆o como setas o embutido
  • Salazones como el bacalao cl谩sico
  • Quesos curados
  • Deshidratados como tomates secos, setas, verduras en juliana鈥
  • Frutos secos con c谩scara que tiempo tendremos para cascar
  • Semillas como s茅samo, lino o calabaza
  • Bricks de bebidas vegetales o leche UHT
  • Leche en polvo
  • Semillas para preparar germinados
  • Chucrut
  • Fermento para k茅fir de agua o kombucha que podemos preparar con frecuencia poca cantidad para consumir al momento porque no tenemos fr铆o para conservar. Aunque podr铆amos hacer yogures sin electricidad (los llamados mes贸filos) no podemos conservarlos sin fr铆o, excepto en lugares de bajas temperaturas que los podr铆amos mantener al aire libre
  • Opcional: galletas, chocolate, especias, hierbas para infusiones鈥

驴C贸mo cocinamos todo eso?

En cocinas de butano (mismamente yo tengo una y podr铆a cocinar hasta en 鈥渆l fin del mundo鈥), camping-gas e incluso hay sistemas para cocinar con velas que se pueden aprender en youtube.

Los excursionistas y usuarios de campings est谩n muy habituados a estos menesteres y podr铆an elaborar platos de chef sin electricidad.

Destacamos aqu铆 la WONDERBAG: una bolsa ajustable a la cazuela que hayas llevado previamente a ebullici贸n (pero as铆 consumimos menos de otros combustibles) con relleno interior aislante que permite cocinar a fuego lento sin energ铆a adicional. Info y m谩s

Podemos aguantar de esta manera tanto como provisiones tengamos.

Y siempre podr铆amos cultivar en el campo o huertos urbanos.

COCINAR SOLAR

Adem谩s de lo comentado anteriormente, a帽adimos una forma de cocinar poco conocida, pero muy desarrollada: la cocina solar.

Existen decenas de modelos: horno solar que nosotros tenemos uno aunque lo hemos usado poco, cocina solar parab贸lica, tubo de vac铆o…

Estos sistemas se pueden comprar ya montados ( 1, 2 y 3) o puedes fabricarlos t煤 mismo con instrucciones por internet (1 y 2) o con este libro especializado.

FRUGALIDAD, HOY Y AYER

noticias de frugalidad

Est谩 cient铆ficamente demostrado que comer poco aumenta la longevidad tanto en investigaciones en laboratorio como con los ejemplos de las zonas azules del planeta que son los lugares con mayor n煤mero de personas centenarias con energ铆a.

Las situaciones de emergencia nos alejan de la opulencia y excesos digestivos del d铆a a d铆a y, tanto por alargar la disponibilidad de alimentos, como por cuidarnos m谩s, podemos apostar por la moderaci贸n y comer menos.

Se denomina 鈥hara hachi bu鈥 al consejo tradicional chino de comer solo hasta que se est茅 lleno al 80 %, sin empacharnos ni saciarnos totalmente como solemos hacer.

Y no, comer menos cantidad, pero con alimentos saludables no es perjudicial para la salud.

Un ejemplo muy gr谩fico, aunque dram谩tico, es el de los tres periodistas espa帽oles secuestrados en Siria en el 2015. Estuvieron retenidos 10 meses, se alimentaron exclusivamente de pat茅 de garbanzos (hummus) y aceitunas y cuando fueron liberados y les hicieron chequeos y reconocimientos m茅dicos, los resultados fueron que hab铆an adelgazado, pero estaban completamente sanos.

Se puede comer de forma sencilla y aburrida/menos variada y mantener la salud.

AYUNO INTERMITENTE Y AYUNOS

Ayuno intermitente

Siguiendo ese planteamiento de frugalidad, la Dra. Odile Fern谩ndez nos imparti贸 un webinar en directo hace unos meses sobre los beneficios del ayuno intermitente de 12, 16 o 24 horas (el webinar est谩 disponible en su taller online o en nuestro Club Hogar Consciente).

Cuando no sabemos cu谩nto durar谩 un desabastecimiento o periodo de escasez, podemos comer durante menos horas y conseguir dos objetivos a la vez: cuidarnos y alargar las provisiones.

Obviamente, tambi茅n podemos realizar alg煤n ayuno terap茅utico. Hay mucha informaci贸n m茅dica y libros al respecto.

COMO EN LA POSGUERRA

No hay generaci贸n que no haya pasado por periodos de hambre o escasez y no vamos a ser la excepci贸n.

Sea por guerras cl谩sicas, de nuevo cu帽o, estrategias geopol铆ticas o planes gal谩cticos, si nos enfrentamos a situaciones de emergencia podremos hacer uso de nuestra resistencia y capacidad de superaci贸n para salir airosos de periodos de desabastecimiento.

la sociedad literaria y el pastel de piel de patata

La pel铆cula 鈥La sociedad literaria y el pastel de piel de patata鈥 se desarrolla en una isla brit谩nica tras la 2陋 guerra mundial y narra muy bien c贸mo sobrevivir con dignidad cuando hay muy poco para comer. 隆El desperdicio cero est谩 asegurado y la imaginaci贸n con las recetas de peladuras tambi茅n!

De nuestros abuelos conocemos la matanza del cerdo del que se aprovechaba todo y se com铆an productos todo el a帽o, las recetas de calabaza d铆a s铆 d铆a tambi茅n, los trueques de alimentos y la austeridad en su m谩xima expresi贸n.

M脕S ALL脕 DE LA DESPENSA

Aqu铆 solo nos hemos centrado en los alimentos, pero equiparse para situaciones de esta envergadura tambi茅n implica muchos otros productos. El movimiento de los 鈥減reparacionistas鈥 (los que est谩n preparados para un posible desabastecimiento) lo sabe muy bien:

  • AGUA POTABLE, acceso a agua y productos potabilizadores
  • Pilas
  • Linternas, velas y cerillas
  • Walkie-talkie
  • Butano y otros combustibles
  • Le帽a y mantas
  • Botiqu铆n y medicamentos necesarios
  • Compresas, pa帽ales y productos de higiene necesarios
  • Ropa de abrigo
  • Otros

COSTE DE OPORTUNIDAD

Se crea o no en las probabilidades de que haya tal desabastecimiento con apagones incluidos en el siglo XXI en Europa, cada uno debe valorar si le merece la pena tener preparada una despensa b谩sica con productos de larga duraci贸n.

El coste de oportunidad es bajo y si nada ocurriese, podemos consumir lo guardado dentro de nuestros men煤s semanales antes de que caduquen.