receta de dulce de membrillo

En mi casa, otoño y membrillo siempre van de la mano. Primero preparaba su receta de dulce de membrillo mi abuela Felisa, luego mi padre y ahora también nosotros porque los membrilleros que tenemos en la huerta familiar son muy fértiles y, además, es un producto humilde que abunda en el pueblo y la comarca y mucha gente te lo regala.

Se trata de una fruta amarilla, dura y áspera, pero que se transforma en dulce después de su cocción y que ya era venerado por los griegos que lo preparaban con miel y lo dedicaban a Venus como símbolo de felicidad, amor y fecundidad.

Otra de sus características es su aroma inconfundible y que dura mucho tiempo fresca en buen estado. Tener varios membrillos en la cocina o el comedor decora la estancia y lo impregna todo con su buen olor.

En la receta clásica, mi abuela cocía los membrillos con el mismo peso de azúcar blanca durante largo rato, 1 hora aproximadamente, y después lo batía. Al enfriarse se solidifica dando lugar al famoso dulce de membrillo que puedes disfrutar durante mucho tiempo y también congelar.

Pero si queremos reducir o eliminar el azúcar refinado por temas de salud -diabetes, candidiasis…- o por optar por una alimentación sugar-free, podemos sustituirlo por otros endulzantes naturales.

El problema es que la textura principalmente, y el sabor en segundo lugar, cambian.

Mi solución para preparar un dulce de membrillo saludable, y las mermeladas caseras que consumimos, es usar un 15-25% del peso de endulzante -suelo optar por azúcar de caña, de coco o xilitol-, agar-agar como espesante natural y limón por su pectina y poder conservante.

También podemos aromatizar nuestro dulce de membrillo saludable con canela, naranja, menta e incluso licor.

A continuación, os explico cómo preparar dulce de membrillo saludable en cazuela o en la Thermomix/robot de cocina.

Receta de dulce de membrillo en CAZUELA

Ingredientes

  • 1 kg de membrillos
  • de 150 a 250 gr de endulzante: azúcar de coco, de caña o xilitol
  • 4 cucharadas soperas rasas de agar-agar en polvo. Con 2 cucharadas queda una textura blanda, como para mezclar en el yogur, y con 4 queda durita, tipo jalea/gelatina.
  • el zumo de 1 limón pequeño
  • 1 cucharada de canela

Elaboración

Pasos receta de dulce de membrillo

Vamos a usar los membrillos con piel para aprovechar su pectina natural, pero los tenemos que lavar muy bien, preferentemente con un cepillo. Los troceamos y les quitamos los rabitos y semillas interiores. Es una fruta dura y necesitaremos un cuchillo bien afilado. Si tiene imperfecciones en la piel también la quitamos con el cuchillo o pelador.

Si queremos, podríamos dejar toda la noche macerando los membrillos troceados con el azúcar o endulzante porque así soltará líquido y cogerá sabor. Pero también podemos cocinar solo el membrillo directamente añadiendo unos 250 ml de agua -incluido el zumo del limón-. Lo cocemos a fuego suave unos 30 minutos y después lo batimos muy bien en la batidora. Si es necesario, añadimos otros 100 ml de agua para que la textura sea muy homogénea.

Después, lo volvemos a poner al fuego añadiendo el endulzante, canela y el agar-agar y cocinamos unos 15-20 minutos más removiendo constantemente para que no se pegue y hasta conseguir una textura densa en la que se quede la cuchara casi tiesa/vertical.

Seguidamente lo vertemos en recipientes de cristal o de turrón, podemos poner papel de horno/vegetal si queremos, y cuando enfríe habrá solidificado y ya lo tendremos listo para disfrutar, solo o en compañía de queso o frutos secos.

NOTA: si batimos todo al final tiende a quedarnos más grumoso porque el agar-agar chupa mucho el líquido. A más humedad, antes de añadir el alga, se bate mejor y queda la textura más homogénea. Pero rico va a estar igual.

Receta de dulce de membrillo en THERMOMIX

Si tienes este u otro robot de cocina potente, es más sencillo preparar el dulce de membrillo porque sus cuchillas lo baten perfectamente y está constantemente removiendo, no hay que añadir agua.

Es la misma receta pero podemos poner el limón entero sin la piel.

Ponemos todos los ingredientes menos el agar-agar en el vaso de la Thermomix y batimos 30 segundos a velocidad de 5 a 10.

Cocinamos 20 minutos a temperatura 100 grados y velocidad 5. Después batimos más alto si lo creemos necesario unos segundos, añadimos el agar-agar y cocinamos a 100 grados 15 minutos a velocidad 6, pero con el CESTILLO y no el cubilete.

Ya podemos disponerlo en los recipientes finales y disfrutar.

¿Quieres aprender más sobre MEMBRILLO y mermeladas caseras y saludables?

Taller Mermeladas Caseras y Saludables

Club HOGAR CONSCIENTE

En ambos lugares puedes encontrar una masterclass/vídeo-conferencia sobre estos aspectos del membrillo:

  • historia
  • propiedades
  • receta clásica con azúcar
  • recetas con otros endulzantes saludables y diferencias entre ellos
  • el papel del agar-agar o la pectina
  • receta en cazuela de distintas formas y en la Thermomix paso a paso. En microondas u olla exprés
  • otras formas de consumir membrillo y más recetas