pesto de espárragos

El pesto clásico es una receta inconfundible de la cocina italiana con su albahaca fresca, parmesano, ajo, piñones y aceite de oliva.

A partir de aquí, las versiones son infinitas cambiando el fruto seco (nueces, almendras, anacardos, avellanas…), la hoja verde o hierba aromática (perejil, menta, rúcula, espinacas…), otros ingredientes como tomate seco en los pestos rojos, el tipo de queso (otro curado serviría) o versiones vegetales que eliminan el queso y se podría añadir levadura nutricional que, a diferencia de la levadura de cerveza clásica, tiene un sabor característico y potente que recuerda al queso.

Además, se trata de una salsa muy versátil en la cocina que puede acompañar pasta, aliñar ensaladas o dar un toque a cualquier verdura o alimentos al vapor o a la plancha. Y se puede congelar en cubitos -sin el queso o levadura nutricional- para tenerlo siempre a mano.

La novedad de esta receta de pesto de espárragos trigueros es que no es cruda como las otras versiones del pesto porque cocemos un poco los espárragos trigueros, que usamos pistachos y que el sabor es diferente de los anteriores. Sorprende por su toque suave y dulzón. Es una salsa verde que realmente merece la pena probar y es muy sencilla, resultona y sale mucha cantidad.

Ingredientes del pesto de espárragos trigueros

PESTO

  • 500 gr de espárragos trigueros, 2 manojos
  • 75 gr de pistachos ya pelados
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • Opcional para espolvorear: queso parmesano o levadura nutricional en versión vegana

PASTA

300 gr de pasta. Podemos usar normal, integral, de espelta, sin gluten o vegetal como los espaguetis de calabacín. En este vídeo puedes ver cómo los preparo.

Elaboración del pesto

Limpiamos los espárragos, eliminamos la parte final de los tallos, los troceamos reservando las puntas y ponemos en una cazuela agua abundante a hervir con sal.

Cuando hierva, cocinamos allí unos minutos las puntas de espárragos y reservamos para usarlas enteras de decoración. Después cocemos unos 5 minutos el resto de la verdura. Escurrimos bien.

Batimos los espárragos cocidos con el aceite, el ajo, y los pistachos pelados hasta conseguir una textura homogénea y cremosa. Si queremos más líquida podríamos añadir o aceite o agua del hervido.

Y ya tenemos el pesto de espárragos trigueros listo para usar con cualquier plato de pasta -que cocinamos previamente como indique el paquete- y disfrutar…

Espolvoreamos levadura nutricional o parmesano por encima.

Otros pestos