Ya llevamos casi 10 años viviendo en un pueblito de 180 habitantes entre montañas en La Rioja Baja y no nos hemos arrepentido ni un solo segundo: ni de cambiar de vida, ni de dejar 2 trabajos fijos por la «aventura» de proyectos vocacionales, ni de pasar de la ciudad al campo, ni de criar un hijo de la forma que consideramos más adecuada, ni de otros temas. Pero respecto a la casa que nos construimos, claro que hay ciertas cosas que ahora haríamos mejor.

Centrándome en el tema de la cocina, estos son los puntos positivos y negativos:

Los 5 errores al diseñar mi cocina


1. Suelo de madera-madera tanto en la cocina como en el comedor-salón al que está unida. En nuestro caso, usamos roble chino en toda la casa del grosor adecuado para el suelo radiante que va debajo. Aunque en los programas de decoración de Divinity quede genial (yo dudo que los anglosajones o, al menos los dueños de las casas de esos programas, usen la cocina), la realidad es que desde el principio el suelo se estropeó tanto, tanto tanto que pronto tuve que poner alfombras vinílicas (algo desaconsejado con la calefacción radiante). En unos años debería lijar la madera

2. Papel pintado color clarito en la pared de la encimera y fregadera. ¿En qué estaba yo pensando para hacer eso? Aunque se limpia bastante bien, si trotas la cocina como nosotros es inevitable que caigan manchas al papel y que se deteriore mucho más que azulejo u otra superficie. ¡Hasta se nos explotó una botella de vino en la pared! La razón es que el papel era a juego con el del salón de florecitas estilo british, pero fue una equivocación en la cocina.

3. Una mini-isla para el desayuno. ¿Quién quiere desayunar preto mirando la pared teniendo cerca una gran mesa con vistas al paraíso de la montaña? La verdad es que solo la usó el niño de pequeño y que ahora es el «lugar para todo»: panera, nueces, fruteros y varios

4. La rugosidad de la madera de los armarios. Elegí unas puertas preciosas, pero de material rugoso. Me cuesta un poco limpiarlas porque se incrusta suciedad en los relieves. Hoy pondría puertas completamente lisas

5. Los colores: muebles en blanco o negro/gris oscuro con contraste en las encimeras. Después de haber estudiado el curso de Feng Shui con Montserrat Beltrán* aprendí sobre los mejores colores para la cocina y son ¡los contrarios a los que yo elegí!. Mi cocina necesita mayor calidez y alta vibración y eso lo solucionaré sin cambiar la cocina (esto provocaría divorcio seguro 🙂 cambiando la cortina, con elementos decorativos de colores en rojizos o verdes, con los trapos de cocina, la tela de las banquetas, un cuadro, el reloj y puede que hasta cambie algunos de los tiradores de los armarios. Mi cocina tendrá más vida y armonía.

Los 6 aciertos en la cocina

Aunque he empezado con lo negativo, lo cierto es que estoy encantadísima con mi cocina en general*:

1- Cocina abierta a un amplio comedor y porche exterior con grandes ventanas que dan a la naturaleza. Un lugar confortable e inspirador en el que la cocina y la vida cotidiana están fundidas en un continuum. Aún me gustaría haberla hecho más grande, pero, aunque vivas en una casa de buen tamaño, no siempre te sobrarán metros…

2. Una isla amplia en medio de la cocina comodísima para trabajar y para vivir. Aunque corres el riesgo de dejar todo ahí encima. Hay que ordenarla y limpiarla con frecuencia. Además, la hemos aprovechado muy bien porque está rodeado de amplios cajones. ¡Y todo se llena en una casa!

3. Una pared-armario que me separa del pasillo y el baño por un lado y por el otro es estanterías arriba y cajones y armarios abajo. Muy práctico porque ahí tengo mi biblioteca gastronómica.

4. Encimera de fuegos a llama (tenemos una bombona de butano en el piso inferior que es el garaje conectada con un tubito). Sabía desde hace tiempo que todas las escuelas de cocina natural priorizan el fuego sobre otros métodos de cocción y me decanté por ello. Ahora son encimeras de diseño con vitrocerámica para limpiarse mejor y por estética. Este tema lo tratamos en profundidad en mis talleres online Deliciosamente Sano y en el Club HOGAR CONSCIENTE.

5. Un armario-persiana al lado de la encimera donde tenemos guardados todos los electrodomésticos de uso ocasional. Porque la Thermomix y el extractor de zumos están siempre a mano. La verdad es que si la encimera fuese más grande, mucho mejor.

6. Un carrito con ruedas. Lo compré para poner los alimentos naturales en las clases de cocina, pero ya es un elemento más del conjunto

 

La vida, las obras y la cocina es ensayo-error y espero que mis errores y aciertos te sirvan a ti al planificar tu cocina.

NOTA 1: Si adquieres el taller online de Feng Shui con este enlace tendrás de regalo una masterclass sobre decoración y armonía en la cocina y acertarás desde el principio con los colores.

NOTA 2: Mi cocina la diseñó y fabricó Muebles Gurcal en Arnedo, La Rioja. Estoy altamente satisfecha con la decisión y su trabajo. Los errores cometidos fueron caprichos míos 🙁