matcha latte
Si el mundo se divide entre los que toman té o café, yo soy una tetera empedernida desde que a los 18 años me fui un mes de au-pair (cuidar niños y convivir con una familia) al sur de Inglaterra, cerca de Canterbury y su majestuosa catedral.

Probé el té negro de buena calidad por primera vez, y como tampoco tenía otra cosa para desayunar la verdad, me acostumbré y aficioné a su sabor. Desde entonces, no he dejado de consumir distintos tés e infusiones también sin teína: rooibos, té verde, té rojo, té blanco, plantas digestivas y muchas otras variedades. Mi preferido para ciertos momentos es el Earl Grey o Lady Grey que es té negro aromatizado con el cítrico bergamota.

Pero desde que el famoso té Matcha entró en mi vida y descubrí los Lattes espumosos, se han convertido en una de mis meriendas especiales o para esos momentos que necesito una PAUSA en mi actividad y centrarme en el presente. Decía John Lennon que la vida es aquello que pasa mientras estamos ocupados haciendo otras cosas y qué razón tenía…

Cuando remueves un vaso con tierra todo se mancha, pero si esperas y no haces nada, bajan los posos al fondo y lo ves todo más claro. Los instantes de relax, de silencio o de respiración consciente sirven para eso, para verlo todo más claro y coger fuerzas.

No necesitas beber nada para tener tus minutos místicos por supuesto, pero para mí, la pausa del Matcha Latte es reconfortante y saciante porque lleva leche o bebida vegetal con espumita y es dulce, suave y delicioso con la fusión del té matcha y las especias.

Te comparto MI RECETA:

  • 1/2 o 1 cucharita rasa de té matcha en polvo. Se considera un superalimento por su poder antioxidante, clorofila y porque da energía. Pero, francamente, yo lo tomo por puro placer
  • 1/2 cucharita de canela en polvo
  • La punta de la cucharita de cúrcuma en polvo
  • Opcional: 1 cucharita de azúcar de coco, un endulzante saludable con bajo índice glucémico de los que te expliqué en este artículo
  • 1 taza grande de bebida vegetal o leche. Yo suelo usar de avena o esta de almendras (te explico cómo hacerla en este VÍDEO)
  • Una mini-batidora para batir la leche y hacer capuccinos. Son sencillas, baratas y se venden en ferreterías o tiendas de menaje. No solo la uso por la espumita, que es muy agradable, sino porque al té matcha le cuesta disolverse

Colocamos los 3 ó 4 ingredientes secos en la taza y vertemos un poco de la leche caliente. Removemos bien usando el mini-batidor y cuando no queden grumos y salga espumita vertemos el resto de la bebida.

Ya solo te queda disfrutar de ese momento de paz…

Un abrazo zen

MMar

Otros tés e infusiones