helado vegano saludable

Suelo explicar en mis clases de cocina que tomar postre tras las comidas no es algo necesario ni imprescindible, sino un hábito cultural (algunos nutricionistas dirían que un error culinario) porque ya nos hemos alimentado con los 2 platos anteriores o plato único nutritivo y realmente no necesitamos nada más, y mucho menos dulce. Una rica infusión digestiva sería muy recomendable. Pero muchas personas sienten que si no comen postre, no han comido realmente.


En estos casos, en vez de postres pesados -con lácteos, azúcares y grasas- como tartas, natillas, flanes, mousses, etc. podemos recurrir a opciones más ligeras y sencillas como compota de manzana sin azúcar, gelatina de fruta frescas , crema de fruta batida o las clásicas macedonias.

Siguiendo esta línea, otra idea fresquita cuando tenemos invitados y queremos agradar con el postre pero que sea más natural, es un carpaccio de piña finamente cortada y con un chorrito de miel o sirope de arce, o esta receta de piña a la plancha con helado casero de coco y vainilla.

Esta es la receta paso a paso:

Ingredientes

  • 1 piña pequeña*
  • 120 gr de anacardos crudos que dejamos en REMOJO la noche anterior y escurrimos
  • 1 LATA de leche de coco
  • 75 ml de agave o azúcar de caña
  • 1 cucharada de vainilla líquida
  • Un puñado de sésamo garrapiñado o virutas/chips de chocolate o cacahuetes con miel

*NOTA: La piña contiene gran cantidad de bromelina, una enzima ayuda a digerir mejor las proteínas. La bromelina resiste la acidez del estómago y la alcalinidad del intestino. Es eficaz para tratar distintos trastornos digestivos (info).

Elaboración

helado vegano saludable

HELADO CASERO
Batimos muy bien los anacardos remojados y escurridos con la leche de coco, la vainilla y el endulzante y colocamos en un molde para congelador. Removemos alguna vez y cuando esté semi-congelado espolvoreamos por encima el chocolate o frutos secos elegidos.

Antes de consumir lo sacamos unos 15 minutos del congelador. Se puede guardar después en el frigo para que quede cremoso y no helado.

PLATO
Pelamos y cortamos la piña en rodajas finas, con la mandolina queda perfecta. Las cocinamos a la plancha unos minutos.

Servimos varias rodajas por persona con una bola de helado casero y espolvoreamos con el fruto seco elegido.

Opcional: verter un chorrito de miel o sirope de arce

¿Qué mandolina uso?

Esta de Tupperware.

Si vives en España y quieres recibirla en tu casa, puedes escribirme a mmar@lacocinaalternativa.com y te informo.