infografia_fao_2-680x467

Los suelos sanos son el fundamento del sistema alimentario. Nuestros suelos son la base de la agricultura y el medio en el que crecen casi todas las plantas destinadas a la producción de alimentos. Los suelos sanos producen cultivos sanos que alimentan a las personas y a los animales. De hecho, la calidad de los suelos está directamente relacionada con la calidad y la cantidad de alimentos.

Con una población mundial que según las previsiones superará los 9 000 millones de habitantes en 2050,  y el agravante de la competencia por la tierra y el agua y el impacto del cambio climático, nuestra seguridad alimentaria actual y futura depende de nuestra capacidad de aumentar los rendimientos y la calidad de los alimentos utilizando los suelos ya dedicados a la producción actualmente.

El 2015 ha sido declarado por ONU Año Internacional de los Suelos con el objetivo de concienciarnos sobre su importancia en la alimentación actual y en el cuidado del medio ambiente.


Los suelos están en peligro debido a numerosas causas como la expansión de las ciudades, la deforestación, la contaminación, la mala gestión y más. En estos pdfs realizados por la FAO nos explican en detalle:

Podemos ver que los suelos aportan nutrientes esenciales, agua, oxígeno y soporte para las raíces que necesitan las plantas para crecer; que el 95% de nuestros alimentos se producen en los suelos pero en los últimos 50 años la agricultura intensiva los ha empobrecido y la salud de suelo tiene influencia directa sobre el contenido en nutrientes de los alimentos cultuvados en ellos.

Merece la pena leerlos y recordar estos mensajes.

INFO

infografia_fao

 

FAO-Infographic-IYS2015-es

Guardar